Política

Borra el caché de tu cerebro Por: Braulio Jatar Alonso

Operation Underground Railroad Movie
Rey de Jordania y presidente israelí conversan sobre proceso de paz

Borra el caché de tu cerebro Por: Braulio Jatar Alonso

En informática, una memoria caché es una capa que almacena datos transitorios, de modo que nuevas solicitudes se atienden con mayor rapidez.  Dicho de otra forma, el caché de la computadoras permiten respuestas rápidas acumulando información previa.  Por ejemplo, una página digital guarda en tu computadora información sobre su configuración como el encabezamiento, su diseño, y todo lo que de alguna forma puede reproducirse sin cambios, de tal forma que cuando vuelves a ella, el tiempo de carga es mas rápido, simplemente tiene que rellenar los espacios que con información añadida como nueva.  

Nuestro cerebro funciona de la misma forma, luego que vemos, oímos, olemos o aprendemos algo su memoria lo deja “pegado” a nuestra mente, de tal forma que cuando nos encontramos en igual o parecido escenario, simplemente reproducimos los datos previos. Este “pensar rápido” es en algunas ocasiones es nuestro peor enemigo ya que en la premura por responder; vemos o sentimos lo que no es y /o respondemos con información incompleta.  

En un caso que llevamos como abogado, teníamos al frente una galería de fotos que,  junto con un largo palabreo,  la policía  había presentado como evidencia contra nuestro cliente,  de tanto verla las imágenes junto con el informe policial, nuestro cerebro rellenaba con las palabras lo que las imágenes en realidad no mostraban. Fue un asistente nuevo quien reparó en el error. Tomó las fotos y las presentó separadas del informe a una especie de “grupo focal”,  un método de investigación de mercado que tiene la función de analizar y captar usando el intercambio de ideas de un grupo entre 5 y diez personas. El resultado mostró que las gráficas sin la información suministrada en la “acta policial” en realidad no mostraban nada. Los integrantes del grupo no pudieron identificar una sola característica que individualizara la prueba. “Las fotos sin las palabras” eran como un ciego que nunca ha visto, imposible de relacionarse  con el caso judicial, la realidad era que los abogados habíamos caído en la trampa con nuestro “pensar rápido”, nuestras mentes asociaban automáticamente las imágenes con un elemento “externo influencional” o de «atribución situacional» , representado por las palabras, nuestro caché cerebral jugaba a favor de las mentiras policiales, igual que en el experimento de la cárcel de stanford

Artículos Relacionados Fuerte retraso vehícular subiendo a Tazón por puesto de…

#10Julio Cota905 Minuto a Minuto (Informando)

Muchas veces nuestro caché cerebral es una especie de GPS que, luce indicarte las direcciones correctas pero en realidad te lleva a un destino equivocado,  la realidad está escondida detrás de tus sesgos, prejuicios y pensamientos rápidos, solo borrando esa data basura almacenada en tu  mente, te reencuentras con las soluciones que tienes ante tus propias narices.  

Por: Braulio Jatar Alonso