Política

Sean y Dylan Penn más padre e hija que director y actriz en Cannes

Operation Underground Railroad Movie
Triunfo de Messi con Argentina en América abre las portadas de la prensa local e internacional

«Yo crecí con unos padres increíbles y que me apoyaban, nada que ver con Jennifer en ese sentido», afirmó la actriz para explicar las diferencias con su personaje, una joven que trata de superar el trauma de tener a un padre estafador y una madre alcohólica, que busca su camino por sí misma

CANNES.- Sean Penn llegó este domingo a Cannes para presentar su nueva película como realizador, «Flag Day», que protagonizan él y su hija Dylan, y pese a sus intentos de centrarse en sus papeles profesionales, quedó claro que son más padre e hija que director y actriz.

«Esto es un trabajo y él es mi jefe, pero al final del día es también mi padre», dijo Dylan, que aunque aseguró tener muy buen relación con él, también dijo que tienen «antibajos». «Los dos somos alpha», reconoció con una sonrisa.

Mientras que Sean Penn recordó que la primera imagen que le vino a su cabeza cuando leyó el libro en el que está basada la película fue la cara de Dylan, absoluta protagonista del filme y a la que el realizador regala múltiples y preciosos primeros planos.

El actor y director rechazó la idea de que esta película estuviera hecha por y para Dylan como compensación por haber sido un padre ausente durante la infancia de sus hijos y señaló que solo hay que chequear los «trabajos sencillos» que hizo en aquella época para darse cuenta de que no es así.

«Una de las cosas geniales del privilegio de trabajar en cine y ser padre es que, mientras hay periodos en los que estás fuera, una vez hecho tu trabajo, eres el único padre que estás presente 24 horas al día, 7 días por semana. Y ahí es cuando los niños se enfadan».

Pero, agregó sonriente, «parece que aún les gusto», mientras su hija sonreía igualmente a su lado.

En la película, Dylan interpreta a Jennifer Vogel, la autora del libro adaptado por Sean Penn, en el que cuenta la relación son su padre, un falsificador y estafador desde 1975 a 1992. Y en el filme tiene también un pequeño papel su segundo hijo, Hopper, ambos nacidos de su relación con Robin Wright.

«Yo crecí con unos padres increíbles y que me apoyaban, nada que ver con Jennifer en ese sentido», afirmó la actriz para explicar las diferencias con su personaje, una joven que trata de superar el trauma de tener a un padre estafador y una madre alcohólica, que busca su camino por sí misma.

«Mis padres estuvieron muy presentes en mi infancia, nos llevaban a menudo fuera de Los Ángeles (EE. UU.), nos dejaron llevar una vida bastante normal, explicó Dylan Penn.

Una película llena de preciosos planos que no aportan nada a la historia y en la que la interpretación de Sean Penn está muy por encima de su labor como director.

Aunque al principio Penn -que presentó en 2016 su última película como director, «The Last Face» («Diré tu nombre»), con una acogida que incluyó abucheos- no quería compaginar los trabajos de actuación y realización.

En su familia, señaló el actor, hay malentendidos y problemas de comunicación como en cualquier otra. Y el hecho de trabajar con su hija le parecía bastante complicado como para ponerse además detrás de la cámara.

Y finalmente decidió aceptar el doble trabajo en una película que se filmó justo antes de la pandemia, durante la cual el actor y director se dedicó a poner en marcha puntos para hacer test de covid con la organización de ayuda CORE que fundó en 2010 tras el terremoto que asoló Haití.

EFE agf/jac (foto) (vídeo)