Entretenimiento

La guerra de los siete años (y contando) – El Pitazo

sudeban
Kimetsu no Yaiba 2, parte 2, capítulo 6: ¿cuándo y a qué hora llegará el nuevo episodio?

Ucrania se encuentra en guerra desde el año 2014, pero la mirada internacional no se ha mantenido fija sobre este conflicto. Lo que comenzó como una revolución pro europea en 2013 derivó en un fuerte conflicto armado interno, una guerra civil, que tuvo dos grandes consecuencias a priori: el final del gobierno de Víktor Yanukóvich y la separación de la península de Crimea del territorio ucraniano y su posterior anexión a la federación de Rusia

Ucrania se encuentra en guerra desde el año 2014, pero la mirada internacional no se ha mantenido fija sobre este conflicto. Lo que comenzó como una revolución pro europea en 2013 derivó en un fuerte conflicto armado interno, una guerra civil, que tuvo dos grandes consecuencias a priori: el final del gobierno de Víktor Yanukóvich y la separación de la península de Crimea del territorio ucraniano y su posterior anexión a la federación de Rusia.

Víktor Yanukóvich fue en dos ocasiones primer ministro de Ucrania y luego llegó a la Presidencia de este país en 2010. Su gobierno se caracterizó por una cercanía política y militar con Rusia, mientras que el resto de los ucranianos preferían un sistema político más parecido al de la Unión Europea. El debate social entre la posición del gobierno de Yanukóvich, más parecido al clientelismo de la Bielorrusia de Lukashenko con respecto a Rusia, y la integración de Ucrania a la Unión Europea y probablemente también a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otan), tuvo como consecuencia entre 2013 y 2014 una breve guerra civil en Kiev . A este conflicto se le denominó Euromaidán.

En 2014 Yanukóvich huye de Ucrania entendiendo que su gobierno había perdido todo el respaldo popular, y debido a los asesinatos de manifestantes por parte de las fuerzas públicas, también había perdido casi todo el respaldo internacional. Sin embargo, la debilidad causada por la guerra civil en el corazón de Ucrania creó la oportunidad perfecta para que fuerzas rusas en la ciudad sureña de Sebastopol emprendieran una acción relámpago debido a la cual no solo se adueñaron de medios y bases militares ucranianas en el área, sino que declararon la independencia de toda la península de Crimea y su anexión unos días más tarde a Rusia.

 La herida nunca sanó