Tecnología

La condena de Dési Bouterse por asesinato, no le afectará mucho

Se filtran fotos del Galaxy Fold 2, el futuro smartphone plegable de Samsung

Dos días después de que un tribunal militar lo declaró culpable del asesinato de 15 enemigos políticos, Dési Bouterse , el presidente de Surinam , regresó a su casa tras una visita a China . Una multitud de simpatizantes acudieron a recibirlo en el aeropuerto internacional de Paramaribo , el 1.° de diciembre. Bouterse trajo la promesa de una inversión por 300 millones de dólares para modernizar aeropuertos y carreteras, además de instalar servicios de energía solar y de internet 5G. Pero la bienvenida fue una muestra desafiante de lealtad a un líder que, durante 4 décadas, ha dominado la política de su país. LEA TAMBIÉN:  La desigualdad podría ser menor de lo que crees Resulta poco probable que la condena de Bouterse por los asesinatos cometidos en 1982 y la sentencia de 20 años que conlleva lo separen del poder. Ayudó a liderar el ” golpe de Estado de los sargentos ” contra un gobierno electo en 1980, cinco años después de conseguir la independencia de los Países Bajos. Fue elegido como presidente en 2010 y reelecto 5 años después, y bien podría repetir esa hazaña el año que viene. Pocos surinameses esperan que Bouterse cumpla un solo día de su condena. El proceso de apelación podría prolongarse por 10 años, dijo el vicepresidente, Ashwin Adhin . LEA:  Producir y mantener: el enigma de almacenar energía limpia Las víctimas eran enemigos del régimen de Bouterse: periodistas, abogados, académicos, soldados y empresarios. El régimen los capturó una noche y los mantuvo en el Fuerte Zeelandia , una edificación construida en el siglo XVII . Fueron juzgados, torturados y fusilados. En ese entonces, Bouterse afirmó que trataron de escapar. Luego se dedicó a combatir una guerra civil que enfrentó al Ejército con grupos étnicos descontentos, especialmente con los cimarrones (descendientes de esclavos). En 1986, el Ejército masacró a 39 personas en la aldea natal del líder de los cimarrones. En el año 2000, un gobierno recién elegido puso en marcha una investigación hecha por un magistrado sobre los asesinatos de 1982, justo antes de la fecha límite establecida por el estatuto de limitaciones. INTERESANTE:  En las calles de Latinoamérica se desafía a los políticos Bouterse y otras 25 personas, en su mayoría oficiales militares, fueron acusados en 2004. El actual mandatario aceptó la responsabilidad política de los asesinatos, pero nunca admitió su culpabilidad. Desde que un tribunal neerlandés lo condenó por tráfico de cocaína en 1999, ha evitado visitar o pasar por los Países Bajos , donde podría ser arrestado. Bouterse eclipsa a sus rivales políticos con su estilo de “hombre del pueblo” y ha dicho que será candidato en las elecciones legislativas en mayo. Es probable que Bouterse pueda extender su estancia en el poder, si así lo desea.