Política

‘Jhon Cifuente, anunciado como estrella en Barcelona SC sin saber si nueva administración lo quería’, dijo Xavier Salem, vicepresidente financiero

abogado, derecho, leyes
  Venezuela recibe cargamento de ayuda humanitaria de Irán

En la sección VIII. Intermediarios, la auditoría de la firma PKF, con corte hasta el 30 de septiembre de 2019, determina una diferencia de $390 000 en el “reporte de pasivos con intermediarios” para la contratación de futbolistas

En una versión corregida y aumentada del llamado estilo ‘Carlos Villacís’ –es decir, el de contratar sin tener la certeza de que se seguirá en un determinado cargo y sin tomar en cuenta si los eventuales sucesores estarán de acuerdo con el fichaje y el gasto en que se incurre– el 3 de septiembre de 2019 José Francisco Cevallos, presidente de Barcelona, fichó a Jhon Cifuente como refuerzo para la temporada 2020 (tres campañas en total).

El anuncio de la incorporación del repatriado Degollador, goleador del 2018, con 37 tantos en Universidad Católica, y de discreto paso por el balompié de Egipto, se hizo el 11 de septiembre de 2019, con la ceremonia de rigor: foto del apretón de manos entre el fichaje estelar y el directivo, ambos sonrientes. 38 días después, Cevallos perdía las elecciones ante Carlos Alfaro Moreno.

Cevallos no vio el 2020 como presidente canario ni Cifuente como artillero amarillo. “Barcelona Sporting Club informa a la afición amarilla que el jugador Jhon Cifuente y la institución han decidido rescindir su vínculo contractual de mutuo acuerdo a 0 costo para nuestro equipo”, dijo el club el 18 de noviembre pasado.

Y así como al directorio de Francisco Egas no le agradó tener a Hernán Gómez como DT ‘heredado’ por Villacís cinco meses antes de irse, “el Sr. Carlos Alfaro Moreno, presidente electo, junto al directorio entrante, considera que ‘el jugador referido (Cifuente) tiene características distintas a las que buscan para implementar su proyecto deportivo’”.

“Este jugador fue llamado a media temporada y fue anunciado como estrella de la siguiente campaña, sin saber si la nueva administración quería contar con él”, declaró ayer Xavier Salem, vicepresidente financiero de Barcelona, en la radio Área Deportiva.

Confundido, el antecesor de Salem en el cargo, Juan Alfredo Cuentas, publicó en redes sociales que por el finiquito de Cifuentes “no se pagó ningún valor por sus derechos deportivos”. Sin embargo, la fugaz estancia de dos meses del esmeraldeño como futbolista de Barcelona representó, en otro rubro, una deuda para el club.

En la sección VIII. Intermediarios, la auditoría de la firma PKF, con corte hasta el 30 de septiembre de 2019, determina una diferencia de $390 000 en el “reporte de pasivos con intermediarios” para la contratación de futbolistas.

Uno de los casos tiene que ver con el fichaje del goleador que solo se vistió de amarillo para su presentación. “El 3 de septiembre de 2019, el club y Vicente Vladimir Ortiz Corella celebraron un contrato de intermediación donde el club acordó pagarle una comisión de $40 000 por participar en la negociación de la firma del contrato del futbolista profesional del jugador Jhon Jairo Cifuente Vergara, la cual se encuentra pendiente de pago. El club no ha registrado en su contabilidad el valor de $20 000 de esta obligación”.

La auditoría de PKF establece que Barcelona tiene una deuda de $516 215 con siete intermediarios, contraídas todas entre el 2016 y el 2019, durante la era de Cevallos.

Los adeudos son con GMR Sport Ltda. $303 195; Diego Eduardo Cativa, $50 909; Jorge Adib Chijane, $50 000; William Josué Vergara Villacís, $41 000; Vicente Vladimir Ortiz Corella, una de $20 000 (por Cifuente) y otra $5000; José Chamorro Parrales, $31 111; y Juan Pablo Ribadeneira Rivera, $15 000.

“Sí nos sorprende este reporte inicial. No vamos a permitir ningún tipo de deuda que se haya hecho de manera irresponsable. En caso de que eso pase, iremos contra los irresponsables de estos manejos a la ligera. No se pueden usar los contratos de Barcelona como volantes”, dijo Salem. (D)

“No vamos a permitir ningún tipo de deuda irresponsable”.

“contratos (Toreros) no se pueden usar como volantes”.