Uncategorized

Epidemiólogo en jefe de la Casa Blanca afirma: “El enemigo es el virus, no hay tiempo para peleas políticas”

Juan Carlos Carvallo
Reforma judicial: la Corte Tuitera de Justicia

En otro momento de la entrevista, evitó opinar respecto a las declaraciones y la posición asumida por el presidente de Estados Unidos, quien en reiteradas ocasiones desacreditó al COVID-19 de manera pública, generando incertidumbre en gran parte de la población

Poco después del inicio de la pandemia de COVID-19, el doctor Anthony Fauci fue asignado para cumplir una importante labor dentro del gobierno de Estados Unidos: liderar todo lo relacionado a la crisis sanitaria desde el punto de vista científico.

Avalado por sus décadas de trayectoria y un currículum impecable, el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE.UU. (NIAID, por sus siglas en inglés) tuvo que enfrentarse desde entonces a un enorme desafío tanto dentro como fuera de la Casa Blanca.

En una entrevista exclusiva concedida a una periodista de la BBC, Fauci habló sobre diversos temas relacionados al brote de coronavirus y, muy en especial, a aspectos que tienen que ver con su trato con el presidente Donald Trump.

Primeramente, señaló que luego de haberse registrado un leve descenso en la curva de contagios, varios estados norteamericanos empezaron a levantar las restricciones impuestas durante la cuarentena, situación que finalmente derivó en un repunte de casos de COVID-19 en el país, al punto de llegar inclusive a 70.000 pacientes diarios.

Asimismo, las muertes a consecuencia de la enfermedad -que habían bajado- comenzaron a subir hasta tener un promedio diario de aproximadamente 1.000 fallecimientos, indicó.

El epidemiólogo sostuvo que uno de los motivos por los cuales se produjo este alarmante repunte en Estados Unidos es que algunos estados no cumplir con los lineamientos establecidos desde la Casa Blanca para realizar una “apertura cuidadosa y prudente de las restricciones” cuando vieron un descenso en el número de casos.

“Si esto se hace de manera exitosa, vas a la fase 1 por un tiempo, luego pasas a la segunda y la tercera. Lo que pasó en algunos estados es que saltaron algunos de los hitos de control y pasaron a la siguiente fase, lo que produjo en los hechos un rebrote de los casos”, refirió.

Fauci también indicó que en otros lugares, los estados intentaron realizar este proceso adecuadamente, sin embargo hubo poblaciones que no siguieron las recomendaciones de evitar aglomeraciones, usar tapabocas y mantener el distanciamiento social, generando un aumento de casos del virus.

En otro momento de la entrevista, evitó opinar respecto a las declaraciones y la posición asumida por el presidente de Estados Unidos, quien en reiteradas ocasiones desacreditó al COVID-19 de manera pública, generando incertidumbre en gran parte de la población.

Respecto al uso de mascarillas para prevenir contagios, el mayor experto en enfermedades infecciosas en el país aseguró que “es absolutamente necesario”. “Existen algunos elementos fundamentales que comunicamos de manera consistente y uno de ellos es el uso constante de máscara”, acotó.

De igual manera, hizo énfasis en el cumplimiento de medidas como evitar las aglomeraciones, mantener el distanciamiento social, tratar de evitar lugares que puedan que puedan ser focos de transmisión, así como el frecuente lavado de manos para prevenir la transmisión del virus y con ello también aplanar la curva de contagios.

Fauci admitió que existe “un grado de división política en el país” y por ello es probable que la pandemia se haya llegado a politizar tanto. “Es algo que, desde luego, interfiere, pero es solo un hecho más de lo que sucede en nuestro país”, puntualizó.

“Una de las cosas que creo que confunde a las personas es que no se comprende que tenemos una situación en permanente evolución, como emergencia sanitaria apenas tiene seis meses. Tienes que continuar aprendiendo, seguir buscando evidencia. Y haces tus recomendaciones basadas en la información con la que cuentas y eso es lo que provoca que existan modificaciones en estos lineamientos a medida que consigues más datos”, afirmó a la BBC.

Asimismo, sostuvo que cuando se trata de ingresar en el debate político “la gente lo recibe como una distracción del mensaje principal de salud pública” y por ello afirma: “Lo que se debe tratar de hacer de manera individual y como sociedad es estar seguros de comprender que el enemigo aquí es el virus, no hay tiempo para peleas políticas”.

Finalmente, el médico manifestó que “tenemos un enemigo común” y, al tratarse de una pandemia histórica, “no hay tiempo para distraerse en cosas que no están relacionadas con la lucha contra el virus”.