Uncategorized

Fracasan los acuerdos con los regantes del Aconcagua: DGA queda a un paso de activar intervención para asegurar el consumo humano

El objetivo de las conversaciones era alcanzar un acuerdo que permita acumular en el embalse de Los Aromos cerca de 22 millones de m3. Y para esto existían dos alternativas: o los regantes entregan parte de los recursos destinados a uso agrícola de manera voluntaria o la DGA interviene el río. 

Originalmente el tema iba a ser zanjado el 31 de mayo, pero las conversaciones se extendieron hasta estos últimos días, luego de que a inicios de junio la Junta entregó a la autoridad una propuesta. En simple, esta consistía en regular las compuertas de sus canales durante 132 horas a la semana, comenzando con los regantes en la Primera Sección, quienes los días domingo a las 19:00 hrs. y hasta las 07:00 hrs. de los días sábado, de manera de contribuir con 665.280 m3 por semana. Esto, mientras que los de la Segunda Sección -al igual que la primera-  cesará el flujo de agua durante 132 horas a la seman a, comenzando los domingos a las 22:00 hrs. y hasta las 10:00 hrs. de los sábados. 

El punto de desencuentro se habría dado con la Tercera Sección, ya que -según explicaron a la autoridad-  “pone condiciones que no corresponden en un contexto de emergencia (…) hace una interpretación conveniente a sus intereses del dictamen de Contraloría General de la República y está sacando provecho de la situación, sin considerar que está entorpeciendo y retardando el proceso de llenado”

  La Dirección General de Aguas y los regantes del Aconcagua fracasaron en su intento de alcanzar un acuerdo sobre las aguas del río,  por lo que la entidad queda a un paso de intervenir la administración para priorizar el llenado del Embalse Los Aromos y así garantizar el consumo humano.

En una carta enviada a Cristián Núñez, director (s) de la cartera sectorial, la Junta de Vigilancia del Río Aconcagua manifestó que, pese a “nuestra disposición a asegurar el abastecimiento al consumo humano, no podemos aceptar la redistribución en los términos impuestos por la tercera sección por las graves consecuencias que traería a nuestros usuarios”, explicaba la misiva.

El objetivo de las conversaciones era alcanzar un acuerdo que permita acumular en el embalse de Los Aromos cerca de 22 millones de m3. Y para esto existían dos alternativas: o los regantes entregan parte de los recursos destinados a uso agrícola de manera voluntaria o la DGA interviene el río. 

Originalmente el tema iba a ser zanjado el 31 de mayo, pero las conversaciones se extendieron hasta estos últimos días, luego de que a inicios de junio la Junta entregó a la autoridad una propuesta. En simple, esta consistía en regular las compuertas de sus canales durante 132 horas a la semana, comenzando con los regantes en la Primera Sección, quienes los días domingo a las 19:00 hrs. y hasta las 07:00 hrs. de los días sábado, de manera de contribuir con 665.280 m3 por semana. Esto, mientras que los de la Segunda Sección -al igual que la primera-  cesará el flujo de agua durante 132 horas a la seman a, comenzando los domingos a las 22:00 hrs. y hasta las 10:00 hrs. de los sábados. 

El punto de desencuentro se habría dado con la Tercera Sección, ya que -según explicaron a la autoridad-  “pone condiciones que no corresponden en un contexto de emergencia (…) hace una interpretación conveniente a sus intereses del dictamen de Contraloría General de la República y está sacando provecho de la situación, sin considerar que está entorpeciendo y retardando el proceso de llenado”.

Los regantes aseguraron a la DGA que sus ánimos siguen en modo “cooperación” para empujar lo que describen una “solución de fondo” del problema hídrico. Sin embargo, indicaron que “damos por terminadas las conversaciones”.