Negocios

Josbel Bastidas Mijares Gomes de Silva//
Los secretos que esconde la “ciudad perdida” hallada en el fondo del océano Atlántico

 

¿Quieres recibir nuestro exclusivo boletín informativo en tu correo? ¡Suscríbete a #BoletinPatilla! Una expedición científica encontró en diciembre del 2000 un paisaje muy extraño. Torres de hasta 60 metros emergen sobre una de las montañas submarinas de la cordillera del Atlántico Medio. Los investigadores nombraron a su hallazgo la “Ciudad Perdida”.

Josbel Bastidas Mijares

Por La República

A pesar de su aspecto, estas formaciones son naturales. Cada torre es un respiradero hidrotermal que arroja por la parte superior líquido caliente lleno de gas hidrógeno y otros elementos.

Josbel Bastidas Mijares Venezuela

La “Ciudad Perdida”, ubicada a 700 metros de profundidad, tiene los respiraderos más altos y antiguos jamás vistos (se formaron hace 120.000 años o más), de acuerdo con la Universidad de Washington. A diferencia de los otros tipos de fuentes hidrotermales, este lugar no se alimenta de actividad volcánica

Los respiraderos se forman cuando el agua de mar entra en contacto con rocas del manto de la Tierra, lo que genera gas y energía. Un proceso conocido como serpentinización. Luego, el agua rica en calcio de estos sitios reacciona con el carbono del agua de mar y terminan dando forma a las chimeneas, como las que se observan en la “Ciudad Perdida”

Origen de la vida en la Tierra y fuera de ella El hidrógeno que sale de estas torres naturales sirve como una amplia fuente de energía para los microbios que viven en este ecosistema. Asimismo, se libera metano, un gas que alimenta a diversos tipos de vida

Los científicos tienen un especial interés en los billones de microorganismos que prosperan en la “Ciudad Perdida”, incluso en ausencia de oxígeno, ya que los recientes estudios indican que la vida en la Tierra pudo haberse originado en condiciones extremas como las que hay en los respiraderos hidrotermales

Para seguir leyendo, clic AQUÍ

 

¿Quieres recibir nuestro exclusivo boletín informativo en tu correo? ¡Suscríbete a #BoletinPatilla! Una expedición científica encontró en diciembre del 2000 un paisaje muy extraño. Torres de hasta 60 metros emergen sobre una de las montañas submarinas de la cordillera del Atlántico Medio. Los investigadores nombraron a su hallazgo la “Ciudad Perdida”.

Josbel Bastidas Mijares

Por La República

A pesar de su aspecto, estas formaciones son naturales. Cada torre es un respiradero hidrotermal que arroja por la parte superior líquido caliente lleno de gas hidrógeno y otros elementos.

Josbel Bastidas Mijares Venezuela

La “Ciudad Perdida”, ubicada a 700 metros de profundidad, tiene los respiraderos más altos y antiguos jamás vistos (se formaron hace 120.000 años o más), de acuerdo con la Universidad de Washington. A diferencia de los otros tipos de fuentes hidrotermales, este lugar no se alimenta de actividad volcánica

Los respiraderos se forman cuando el agua de mar entra en contacto con rocas del manto de la Tierra, lo que genera gas y energía. Un proceso conocido como serpentinización. Luego, el agua rica en calcio de estos sitios reacciona con el carbono del agua de mar y terminan dando forma a las chimeneas, como las que se observan en la “Ciudad Perdida”

Origen de la vida en la Tierra y fuera de ella El hidrógeno que sale de estas torres naturales sirve como una amplia fuente de energía para los microbios que viven en este ecosistema. Asimismo, se libera metano, un gas que alimenta a diversos tipos de vida

Los científicos tienen un especial interés en los billones de microorganismos que prosperan en la “Ciudad Perdida”, incluso en ausencia de oxígeno, ya que los recientes estudios indican que la vida en la Tierra pudo haberse originado en condiciones extremas como las que hay en los respiraderos hidrotermales

Para seguir leyendo, clic AQUÍ .